domingo, 19 de noviembre de 2017

Mapas Mentales y Canales de Comunicación


 ¿Tienes problemas de comunicación con tu pareja, hijos o tu jefe?
¿Crees que esa persona no te comprende, no te escucha?
¿Tienes la sensación de que cada uno habla un lenguaje diferente?

Según la Programación Neurolingüística, el principal motivo de los problemas de comunicación son los "Mapas Mentales" y esto se explica con la frase: "El mapa no es el territorio".  ¿Qué significa esto?.

Sencillamente piensa cómo almacenas en tu memoria el conocimiento sobre alguna realidad.  Puedes vivir en España, pero eso no significa que conozca cada centímetro de ella.  Tienes en tu cabeza una una serie de datos que en conjunto describen lo que conoces sobre el territorio español.  Si observas un mapa del mundo, podrás identificar rápidamente la forma y la ubicación de la península ibérica, quizás también tengas en tu memoria datos demográficos, de extensión, distribución territorial y culturales.  En fin, puedes conocer muchísimo sobre este país pero en realidad no tienes el territorio en tu cabeza, solo tienes una representación.  Esa representación es lo que se llama "mapa mental" y la adquieres a través de tus cinco sentidos.  

Para que lo comprendas mejor, imagina que haces este experimento con tres personas que nunca han visto ni han escuchado hablar de una jirafa: Cubre sus ojos y lleva a cada uno de ellos a tocar una parte diferente de su cuerpo, por ejemplo, la cabeza, el cuello y las patas.    Si le preguntas a cada una de estas personas cómo cree que es una jirafa, te aseguro que te darán descripciones totalmente diferentes.  Es muy probable que entren en conflicto entre ellos, porque cada uno va a defender su percepción (mapa mental) como si fuese la única realidad (el territorio).  Así que piensa en esta metáfora cada vez que en una discusión piensas que tienes toda la razón y la quieras defender a capa y espada, es posible que estés tocando únicamente las patas del animal, mientras que la otra persona está tocando su cuello. 

Este es el origen de tantos conflictos interpersonales.  Nuestro ego nos hace discutir por defender nuestro mapa mental sin tan siquiera intentar ver la perspectiva de la otra persona.  Lo ideal sería que cada quien pueda ir ampliando su mapa mental enriqueciéndose con la percepción de otras personas, y en conjunto construir un mapa mental más amplio.  Esto respondería en una relación interpersonal sana y gratificante.

Pero esto no es todo. Si leíste mi artículo anterior, recordarás que expliqué sobre la forma en que nuestra mente clasifica los recuerdos por su grado de importancia, basándose en lo que percibe a través de los sentidos.  Si a esto le añadimos que no todos tenemos los sentidos igualmente desarrollados, la forma en que percibimos también será diferente y por tanto, adoptaremos un mapa mental diferente.

Después de muchos estudios, Richard Bandler y John Grinder (creadores de la PNL), determinaron que existen tres canales preferentes de comunicación que se basan en nuestros sentidos. 
  • Visual: Las personas con este canal más desarrollado, captan mejor la realidad exterior por medio del sentido de la vista.  Sus mapas mentales están en mayor medida representados por características o submodalidades visuales como: color, forma, luz, nitidez, etc.
  • Auditivo: Los que tienen este canal más desarrollado, captan mejor la realidad exterior por medio del sentido del oído.  Sus mapas mentales se identifican más con los sonidos, las palabras, las melodías, ritmos, volumen. 
  • Sensorial o Kinestésico: En este caso son tres los sentidos que entran en juego (tacto, olfato y gusto). Los mapas mentales de las personas sensoriales, se basan en características como: olor, texturas, sabor, comodidad.
De esta manera, cada persona reconstruye sus recuerdos basado en su canal de comunicación preferente.   Puedes hacer el experimento de preguntar a personas de diferentes canales de comunicación si le pareció acogedor un lugar en el que han estado.  Si la persona es visual te dirá que era o no acogedor por la disposición de los elementos, la elegancia, la cantidad de iluminación, la decoración.  Pero si es auditiva, te responderá si es acogedor basado en el nivel de ruido, la música de fondo, o porque las personas que allí se encontraban hablaban en un tono de voz agradable.  Si la persona es sensorial, definitivamente te responderá basándose en la comodidad del lugar, el aroma, la temperatura o si pudo degustar algo rico.   

Esta es la razón principal por la que puedes tener problemas de comunicación con ciertas personas.  Es posible que tú te expreses con un lenguaje visual y la otra persona no pueda entenderte porque en su cabeza todos sus mapas mentales están basados principalmente en lo auditivo o kinestésico.  Y lo mismo te ocurrirá cuando te da la sensación de que no comprendes lo que dice otra persona que tiene un canal de comunicación preferente diferente al tuyo.  

Con este conocimiento, puedes tener la magia en tus manos de poder llegar a comunicarte mejor con otras personas. Simplemente habla en su lenguaje. Para esto lo primero, es identificar su canal de comunicación.  Esto lo puedes hacer poniendo atención a las frases que dice como:   
  1. Frases visuales: "lo veo claro",  "no lo veo", "puedo imaginarlo",  "ya ves", "Mira", "Observa", "no veo luz en esta situación".
  2. Frases auditiva: "oye", "escuchaste eso", "hablando se entiende la gente", "me suena".
  3. Frases sensoriales: "Me dejó un sabor amargo", "qué bien huele eso", "tengo una corazonada", "Esta situación es espinosa". 

También puedes diferenciar el canal de una persona sensorial o visual por su modo de vestir, simplemente si la persona prefiere estar muy bien arreglada antes que cómoda o prefiere comodidad antes que ir vestida según la última moda. Pero si es una persona que le da mucha importancia a los ruidos, que puede cambiar su estado de ánimo por escuchar un poco de música, se ve muy afectada por el tono de voz con el que le hablen, piensa en voz alta, le gusta conversar; definitivamente es auditiva.  

Estas no son reglas infalibles porque todos tenemos de los tres canales de comunicación, sólo que desarrollamos uno más que los otros.  Por lo que puedes encontrar personas las cuales tienen una mezcla de todos estos elementos, pero siempre habrá un canal predominante.  Tienes que afinar tu percepción para darte cuenta de esto y si prácticas en qué términos hablar a las personas según su canal de comunicación preferente, lograrás conectar mucho mejor con quien quieras.  

Si quieres conocer más sobre claves de la PNL para alcanzar el éxito, no dejes de descargar totalmente gratis mi libro "7 Claves para activar el éxito en tu vida y alcanzar tus sueños".  Puedes descargarlo colocando tu nombre y dirección de correo electrónico en el formulario que encontrarás en esta misma página o haz clic en la siguiente URL: http://www.estrategiayexito.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opinión. Por favor, escribe tu comentario aquí...

El ejemplo como legado para tus hijos

Como padre o madre, normalmente,queremos lo mejor para nuestros hijos. Soñamos con un futuro lleno de éxito y felicidad para ellos. ...