domingo, 19 de noviembre de 2017

Mapas Mentales y Canales de Comunicación


 ¿Tienes problemas de comunicación con tu pareja, hijos o tu jefe?
¿Crees que esa persona no te comprende, no te escucha?
¿Tienes la sensación de que cada uno habla un lenguaje diferente?

Según la Programación Neurolingüística, el principal motivo de los problemas de comunicación son los "Mapas Mentales" y esto se explica con la frase: "El mapa no es el territorio".  ¿Qué significa esto?.

Sencillamente piensa cómo almacenas en tu memoria el conocimiento sobre alguna realidad.  Puedes vivir en España, pero eso no significa que conozca cada centímetro de ella.  Tienes en tu cabeza una una serie de datos que en conjunto describen lo que conoces sobre el territorio español.  Si observas un mapa del mundo, podrás identificar rápidamente la forma y la ubicación de la península ibérica, quizás también tengas en tu memoria datos demográficos, de extensión, distribución territorial y culturales.  En fin, puedes conocer muchísimo sobre este país pero en realidad no tienes el territorio en tu cabeza, solo tienes una representación.  Esa representación es lo que se llama "mapa mental" y la adquieres a través de tus cinco sentidos.  

Para que lo comprendas mejor, imagina que haces este experimento con tres personas que nunca han visto ni han escuchado hablar de una jirafa: Cubre sus ojos y lleva a cada uno de ellos a tocar una parte diferente de su cuerpo, por ejemplo, la cabeza, el cuello y las patas.    Si le preguntas a cada una de estas personas cómo cree que es una jirafa, te aseguro que te darán descripciones totalmente diferentes.  Es muy probable que entren en conflicto entre ellos, porque cada uno va a defender su percepción (mapa mental) como si fuese la única realidad (el territorio).  Así que piensa en esta metáfora cada vez que en una discusión piensas que tienes toda la razón y la quieras defender a capa y espada, es posible que estés tocando únicamente las patas del animal, mientras que la otra persona está tocando su cuello. 

Este es el origen de tantos conflictos interpersonales.  Nuestro ego nos hace discutir por defender nuestro mapa mental sin tan siquiera intentar ver la perspectiva de la otra persona.  Lo ideal sería que cada quien pueda ir ampliando su mapa mental enriqueciéndose con la percepción de otras personas, y en conjunto construir un mapa mental más amplio.  Esto respondería en una relación interpersonal sana y gratificante.

Pero esto no es todo. Si leíste mi artículo anterior, recordarás que expliqué sobre la forma en que nuestra mente clasifica los recuerdos por su grado de importancia, basándose en lo que percibe a través de los sentidos.  Si a esto le añadimos que no todos tenemos los sentidos igualmente desarrollados, la forma en que percibimos también será diferente y por tanto, adoptaremos un mapa mental diferente.

Después de muchos estudios, Richard Bandler y John Grinder (creadores de la PNL), determinaron que existen tres canales preferentes de comunicación que se basan en nuestros sentidos. 
  • Visual: Las personas con este canal más desarrollado, captan mejor la realidad exterior por medio del sentido de la vista.  Sus mapas mentales están en mayor medida representados por características o submodalidades visuales como: color, forma, luz, nitidez, etc.
  • Auditivo: Los que tienen este canal más desarrollado, captan mejor la realidad exterior por medio del sentido del oído.  Sus mapas mentales se identifican más con los sonidos, las palabras, las melodías, ritmos, volumen. 
  • Sensorial o Kinestésico: En este caso son tres los sentidos que entran en juego (tacto, olfato y gusto). Los mapas mentales de las personas sensoriales, se basan en características como: olor, texturas, sabor, comodidad.
De esta manera, cada persona reconstruye sus recuerdos basado en su canal de comunicación preferente.   Puedes hacer el experimento de preguntar a personas de diferentes canales de comunicación si le pareció acogedor un lugar en el que han estado.  Si la persona es visual te dirá que era o no acogedor por la disposición de los elementos, la elegancia, la cantidad de iluminación, la decoración.  Pero si es auditiva, te responderá si es acogedor basado en el nivel de ruido, la música de fondo, o porque las personas que allí se encontraban hablaban en un tono de voz agradable.  Si la persona es sensorial, definitivamente te responderá basándose en la comodidad del lugar, el aroma, la temperatura o si pudo degustar algo rico.   

Esta es la razón principal por la que puedes tener problemas de comunicación con ciertas personas.  Es posible que tú te expreses con un lenguaje visual y la otra persona no pueda entenderte porque en su cabeza todos sus mapas mentales están basados principalmente en lo auditivo o kinestésico.  Y lo mismo te ocurrirá cuando te da la sensación de que no comprendes lo que dice otra persona que tiene un canal de comunicación preferente diferente al tuyo.  

Con este conocimiento, puedes tener la magia en tus manos de poder llegar a comunicarte mejor con otras personas. Simplemente habla en su lenguaje. Para esto lo primero, es identificar su canal de comunicación.  Esto lo puedes hacer poniendo atención a las frases que dice como:   
  1. Frases visuales: "lo veo claro",  "no lo veo", "puedo imaginarlo",  "ya ves", "Mira", "Observa", "no veo luz en esta situación".
  2. Frases auditiva: "oye", "escuchaste eso", "hablando se entiende la gente", "me suena".
  3. Frases sensoriales: "Me dejó un sabor amargo", "qué bien huele eso", "tengo una corazonada", "Esta situación es espinosa". 

También puedes diferenciar el canal de una persona sensorial o visual por su modo de vestir, simplemente si la persona prefiere estar muy bien arreglada antes que cómoda o prefiere comodidad antes que ir vestida según la última moda. Pero si es una persona que le da mucha importancia a los ruidos, que puede cambiar su estado de ánimo por escuchar un poco de música, se ve muy afectada por el tono de voz con el que le hablen, piensa en voz alta, le gusta conversar; definitivamente es auditiva.  

Estas no son reglas infalibles porque todos tenemos de los tres canales de comunicación, sólo que desarrollamos uno más que los otros.  Por lo que puedes encontrar personas las cuales tienen una mezcla de todos estos elementos, pero siempre habrá un canal predominante.  Tienes que afinar tu percepción para darte cuenta de esto y si prácticas en qué términos hablar a las personas según su canal de comunicación preferente, lograrás conectar mucho mejor con quien quieras.  

Si quieres conocer más sobre claves de la PNL para alcanzar el éxito, no dejes de descargar totalmente gratis mi libro "7 Claves para activar el éxito en tu vida y alcanzar tus sueños".  Puedes descargarlo colocando tu nombre y dirección de correo electrónico en el formulario que encontrarás en esta misma página o haz clic en la siguiente URL: http://www.estrategiayexito.com

viernes, 10 de noviembre de 2017

FOBIAS, ASMA, ATAQUES DE ANSIEDAD y ALERGIAS: Reacciones de una programación mental



Curiosamente, las fobias, el asma, los ataques de ansiedad y las alergias son condiciones presentes en un elevado porcentaje de la población, pero realmente no se le presta la debida atención para solucionarlas.  

El comportamiento normal de las personas que las sufren, es evitar la exposición a los agentes externos detonantes de estas reacciones.  Si bien es cierto que así evitan la reacción, también es verdad que limitan sus vidas.  Por ejemplo, una persona que sufre claustrofobia, hará todo lo posible por no tener que enfrentar el malestar que le produce el permanecer dentro de cualquier lugar cerrado, ya sea un avión, un ascensor o una sala de conciertos.  Con esta actitud, puede ser que sienta que tiene su fobia bajo control, pero realmente se está privando del disfrute de una serie de experiencias increíbles en su vida.  

Otra solución que pueden encontrar estas personas, es inhibir las respuestas de su organismo, consumiendo algún tipo de droga, como ansiolíticos o antihistamínicos, que mantenga las respuestas reactivas de su cerebro en un nivel controlado.

Sólo tenemos que entender que las fobias, el asma, los ataques de ansiedad y la mayoría de las alergias, normalmente tienen su origen en una programación mental, sucedida en un momento en que la persona estuvo sometida a una situación de alta intensidad emocional y por casualidad, justo en ese momento, estuvo presente el agente externo que le produce la condición.  Esto en la Programación Neurolingüística se denomina "Anclaje".  

Un "Anclaje" no es más que una programación mental de una respuesta, condicionada a un factor externo.  Así como lo explica el experimento del condicionamiento clásico de Iván Pavlov, quién sonaba una campana cada vez que le daba de comer a un perro.  Con el tiempo observó, que con el solo hecho de sonar la campana, sin presentar el alimento, el animal comenzaba a salivar porque asociaba el sonido de la campana con la comida.  

Nuestro cerebro percibe todo lo que nos sucede y todo lo que nos rodea, a través de nuestros cinco sentidos.  Pero lo que hace la diferencia en cómo fijamos esos recuerdo en nuestra memoria, es a través de las emociones.  A menor carga emocional, menos recordaremos el evento, a mayor carga emocional más grabada quedará en nuestra memoria.  Este fenómeno sucede porque nuestra mente necesita clasificar de alguna manera los recuerdos en nuestra memoria y lo hace por orden de importancia.  La forma en que nuestra mente identifica el grado de importancia que tiene un evento para nosotros, es por su intensidad emocional.  Si algo nos importa nos emociona, para bien o para mal, pero si algo no nos importa, no nos produce ninguna carga emocional, por lo que nuestro inconsciente lo descarta o lo clasifica entre los últimos recuerdos.

Por esta razón, cuando vivimos con mucha intensidad emocional un suceso, como una discusión, un susto, un accidente o cualquier situación que nos haya impactado, nuestro inconsciente rápidamente registra todos los elementos de la escena con una prioridad de importancia "muy alta", incluyendo factores externos que muchas veces ni siquiera hemos notado, de manera consciente, de que estaban allí en ese momento. Un ejemplo de esto puede ser el polen en el ambiente, supuesto causante de tantas alergias.   

A partir del momento en que la información fue clasificada como de importancia "muy alta", cada vez que nos exponemos a ese agente externo que almacenamos por casualidad, disparará en nuestro cerebro una respuesta corporal asociada a la que tuvimos en aquel momento. Nos sucedes exactamente lo mismo que al perro de Pavlov cuando escucha la campana.  

Es por esto, que probablemente el polen te produzca una reacción en tu cuerpo cuando antes no te sucedía, o que de repente los lugares cerrados o con mucha gente te generan ansiedad, o cuando haces un poco de actividad física y tu corazón se agita, sientes que te ahogas porque te produce un ataque de asma.   Todas estas, son respuestas condicionas a ciertos "Anclajes" producto de una programación mental.


¿Cuál sería una solución efectiva?  

La Hipnosis Clínica y ciertas técnicas de Programación Neurolingüística son maravillosas soluciones por sus resultados tan rápidos y efectivos.  Son técnicas que en menos de media hora, se encargan de disolver ese anclaje en tu programación mental.  Después de aplicarlas, si te expones de nuevo al factor externo detonante, tu inconsciente ya no encontrará la asociación con aquel evento doloroso y ya no tendrás la respuestas corporales que antes te producía.  

Sé que esto es un tema que crea mucho escepticismo.  Yo misma era incapaz de creerlo hasta que comencé a probarlo conmigo misma y con otras personas.  Me quedé maravillada con los resultados.  Es tu decisión si quieres creerlo o no,  pero si estás viviendo de forma limitada intentando evitar estas reacciones involuntarias de tu cuerpo, te invito a que pruebes estas técnicas  y tú mismo verás los resultados. 

Si quieres más información de forma privada, puedes escribir a mi dirección de correo electrónico: [email protected]


domingo, 5 de noviembre de 2017

¿Cómo está tu relación con el dinero?


¿Con cuántas creencias hemos crecido en relación con el dinero? Para muchos, hablar de dinero significa ser superficial o materialista. Para otros, el dinero es un demonio que corrompe.  Hay quienes creen que es un bien sumamente escaso que no "crece en los árboles" y que hay que trabajar duro para cobrar un sueldo digno a fin de mes.  También están los que creen en el golpe de la suerte y gastan todo su dinero en apuestas y lotería, soñando con hacerse ricos de la noche a la mañana, aún sabiendo que las probabilidades de que pueda suceder son extremadamente escasas.  Aún así, hay quienes han ganado la lotería pero al poco tiempo lo han perdido todo, porque sus mentes no estaban preparadas para manejar esa cantidad de dinero.   

Lo cierto es que queramos o no, todo el intercambio comercial de productos y servicios se hace con dinero. Puedes aparentar que no lo necesitas para ser feliz pero tan sólo imagínate como sería un año de tu vida, en la sociedad en la que vives, sin nada de dinero. ¿Estarías muy feliz y tranquilo, o por el contrario, estarías muy preocupado por cómo cubrir tus necesidades básicas? 

Estoy de acuerdo en que el dinero no es la felicidad, pero te aseguro que la pobreza mucho menos lo será.  A menos que seas un ermitaño que vive en una cueva alejado de la sociedad alimentándote de lo que siembras y cazas, siempre necesitarás dinero para poder cubrir tus necesidades.   Además, creo que no eres ese ermitaño, porque en ese caso no tendrías un dispositivo electrónico a tu disposición donde leer este post. 

De cualquier modo, no somos objetivos en cuanto al verdadero valor que tiene el dinero.  Solemos estar en un extremo u otro,  o le damos muy poco valor porque vivimos despreocupados del verdadero estado de nuestras finanzas personales.  O por el contrario, le otorgamos un gran poder subjetivo: Puede ser el gran demonio que corrompe a las personas que lo desean, o es la panacea que solucionará todos nuestros problemas.  

Con toda esta programación mental que vamos absorbiendo desde niños, no es de extrañar que más del 90% de la población hispana en el mundo, no disfrutemos de una buena economía.  Nos preocupamos por educarnos en muchas materias, pero nunca nos preocupamos por la educación financiera. Qué tal si empezamos a estudiar y a comprender cómo funciona realmente la economía.  El dinero no es más que una herramienta, y como tal debemos aprender a utilizarla adecuadamente.  Así como un martillo puede ser un arma letal en manos de una persona despiadada, también puede ser la herramienta que permita a un escultor crear una hermosa obra de arte.  El martillo no es mejor ni peor, no tiene ningún poder sobre la persona que lo utiliza.  No caigamos en el error de descargar sobre una herramienta, nuestras irresponsabilidades.   

El martillo es una herramienta bastante simple, que cualquier persona puede aprende a utilizar correctamente sin muchos estudios.  No sucede lo mismo con el dinero, el cual es una herramienta bastante compleja.   Por ello, lo mejor que podemos hacer, es adquirir una buena educación financiera para aprender a utilizarlo correctamente.  

No hablo de que tenemos que convertirnos en grandes economistas.  Simplemente, permítete abrir tu mente para conocer tu realidad financiera, además de las posibilidades que existen a alrededor.  Descubre los errores que has estado cometiendo en tu economía hasta ahora.  Es posible que creas que administras muy bien tu dinero y no es así,  es posible que creas que porque tienes una casa con una hipoteca tienes un activo, pero no es así.  Es posible que veas a tu trabajo actual, como la única fuente de dinero que puedes tener y no es así.  Permítete explorar nuevas maneras de obtener ingresos y que no signifiquen de ningún modo quebrantar tus valores. Preocúpate por aprender cómo funciona la economía,  cuáles son las tendencias actuales,  dónde están las oportunidades de inversión.  Quizás cuando te informes un poco más te darás cuenta de que trabajar duro por un sueldo a fin de mes, tener un plan de pensión y esperar la jubilación, no es la mejor estrategia para disfrutar de la recompensa que esperas tener cuando tus años de mayor productividad hayan pasado.

Si eres de los que esperan la jubilación para empezar a viajar, a disfrutar de la vida, sin preocupaciones, déjame decirte que las proyecciones estadísticas no son alentadoras, en cuanto a las tendencias de las jubilaciones.  Nada más mira a las personas mayores que hay a tu alrededor, que entregaron toda su vida trabajando en alguna empresa privada o en organismos públicos.  ¿Cuántos de ellos tienen libertad financiera? ¿Cuantos están realmente jubilosos con su pensión y pueden dedicarse a disfrutar de la vida sin preocupaciones?.  No esperes llegar a esa edad para darte cuenta de que entregaste los mejores años de tu vida trabajando para los sueños de otros.  ¿Cuándo vas a comenzar a trabajar por tus propios sueños?  ¿Cuándo vas a tomar las riendas de tus finanzas personales? ¿Cuantas fuentes de ingresos tienes ahora? ¿Cuantas horas a la semana tienes hipotecadas para recibir un sueldo a fin de mes que no te dará la libertad financiera?  

Si ahora mismo estás trabajando para una empresa, no te estoy diciendo que abandones tu trabajo y salgas a emprender.  Sólo te digo que no continúes año tras año trabajando por pura inercia, viendo tus deudas aumentar, sintiendo que te sobra mucho mes al final de tu sueldo, creyendo que estás asegurando tu jubilación porque guardas un poco de dinero en un fondo de pensiones, pero sin darte cuenta de que estás en la "Carrera de la Rata", que es así es como lo define Robert Kiyosaki en su libro "Padre Rico, Padre Pobre".

Estoy segura de que tú tienes más que aportar y qué recibir de la vida.  No te acomodes en tu zona de conformismo, porque tarde o temprano te arrepentirás de no haber ampliado tus horizontes.  En tu lecho de muerte, creo que no te arrepentirás de por qué no trabajaste más horas al día para la empresa donde estabas contratado.  Te aseguro, que en tu lecho de muerte, te reprocharás por otras cosas como por ejemplo: ¿por qué no pasé tiempo con mis seres queridos? ¿por qué no emprendí aquel proyecto? ¿Por qué no realicé ese sueño que siempre estuvo en mi mente?... Lo triste es que las respuesta a estas preguntas, de alguna manera estarán relacionadas con cómo llevaste tus finanzas personales.  

Por todo esto, te invito a que comiences a examinar tu relación con el dinero, te ocupes de tu educación financiera y empieces desde ya a mirar nuevas oportunidades hacia dónde puedes comenzar a apuntar en tu vida.  
¿Es fácil? Pues no lo es.  Yo misma estoy en el proceso de desarrollo de este camino.  Pero por qué no intentarlo, si tenemos toda una vida por delante.

"Aprende como si fueras a vivir toda la vida, y vive como si fueras a morir mañana" 
Charles Chaplin.



Si tienes inquietudes sobre éste u otros temas, y te gustaría tener una orientación personalizada, solicita aquí una sesión gratuita, para evaluar tu situación actual y definir tu plan de ruta a seguir.  


El ejemplo como legado para tus hijos

Como padre o madre, normalmente,queremos lo mejor para nuestros hijos. Soñamos con un futuro lleno de éxito y felicidad para ellos. ...