viernes, 20 de octubre de 2017

¿Buscas la felicidad?

Detente un momento. Yo te diré dónde está...


Ponle freno a esa búsqueda frenética de la felicidad.  Vives ilusionado, o más bien engañado, con la convicción de que la felicidad está después de alcanzar la meta. Te dices frases como, "Cuando tenga dinero seré feliz", "Cuando consiga ese puesto de trabajo seré feliz", "Cuando encuentre la pareja de mis sueños...", "Cuando mi pareja cambie...", "Cuando tenga hijos...", "Cuando elimine estos kilitos demás..", "Cuando...", "Cuando...", "Cuando..." 

¿Cuántos "Cuándo" has dicho en tu vida y mientras tanto qué? 

Vives tu vida con amargura porque no tienes lo que sueñas, te quejas de todo y no disfrutas nada.  Te obsesionas con que la felicidad está al final del camino, pero miras hacia adelante con frustración porque te das cuenta de que el camino es largo y duro.  Miras hacia atrás con melancolía o tristeza por lo que has vivido.  Miras a tu alrededor y te sientes desdichada porque otros han alcanzado eso que tanto anhelas y para ti todavía es apenas un sueño casi inalcanzable.

Así pasas la vida, enfocado en los problemas, las dificultades, las carencias, las necesidades, y todavía sigues esperando ese gran momento que te cambiará la vida.

¿Te has parado a pensar en algún momento, qué pasaría si alcanzas esa meta y no te llena con la felicidad que esperabas? Seguro que te ha sucedido antes, que has puesto toda la ilusión en una meta y cuando la has logrado, te decepcionas porque no sientes esa felicidad que pensaste que sentirías.  Luego te ilusionas con un nuevo objetivo porque detrás de ese sí que está la verdadera felicidad. ¿Qué pasaría si detrás de cada meta que te propones no encuentras la felicidad?  ¿Serás infeliz toda tu vida?

Este es un grave error que cometemos con frecuencia.  No nos gusta nuestra vida actual y la mejor forma de aguantarla es poniendo toda nuestra esperanza en un futuro por venir, pero que al mismo lo vemos tan lejano que no sabemos ni siquiera cómo dirigirnos hacia él.  Muchas veces, simplemente nos sentamos a orar o a pedir a la poderosa ley de atracción que nos traiga por arte de magia, eso que necesitamos, que no sabemos muy bien qué es, pero estamos seguros de que nos hará felices.  Pero sin comprometernos a cambiar actitud y sin mover un dedo por obtener lo que queremos. Como quien desea ganar la lotería y además espera encontrar el billete ganador en el suelo porque lo ha pedido así a la energía cósmica del universo.  

Pues lamento decirte que desde esa postura no vas a atraer nada a tu vida que te llene de felicidad, sencillamente porque si bien es cierto que la ley de atracción existe, también es verdad que tiene mucho que ver con el tipo de energía con la que estás vibrando.  

No estoy diciendo que no te traces metas, por el contrario, tener objetivos nos ayuda a crecer como personas y es la base fundamental para alcanzar el éxito, pero no es lo único que necesitas trabajar en ti.  También tienes que gestionar un cambio de pensamientos y emociones, para vibrar en otro nivel energético. No puedes pedir abundancia viviendo el miedo constante de la escasez. No puedes pedir la pareja perfecta que te dará la felicidad, cuando tú mismo eres incapaz de hacerte feliz y te encuentras en un estado emocional de necesidad y dependencia, donde crees que otro debe asumir la responsabilidad de tu felicidad.  

El gran error es pensar que la felicidad es el objetivo.  Todo lo contrario, la felicidad es el medio, el camino para llegar a tus objetivos.  Cuando comiences a trasmutar la energía de la apatía, los miedos, la dependencia, la envidia, la melancolía, el enfado y la ansiedad, para comenzar a vibrar con la energía del amor, el optimismo, la confianza, la abundancia, la plenitud, la armonía y la libertad, habrás encontrado el camino de la felicidad.  

No puedes esperar que nada ni nadie te haga feliz,  la felicidad no vendrá a ti desde afuera, la felicidad debe emanar desde lo más profundo de ti.  A partir de esa energía, atraerás todo lo que quieras.  La felicidad será lo que te impulsará a hacer realidad tus sueños y el secreto está en disfrutar de cada paso en ese maravilloso viaje.

Quizá seas un poco escéptico con esto del poder de la ley de atracción, pero es algo que no lo digo yo, sino que ya está demostrado científicamente por la física cuántica.  Los pensamientos provocan emociones en ti que hacen que segregues químicos en tu cuerpo, que son liberados fuera de ti en forma de campo magnético.  Esto es lo que hace que atraigas todo lo que esté en sintonía con el mismo nivel energético que emanas.  No soy una experta en física para explicar esto, pero si tienes curiosidad, puedes encontrar mucha información científica al respecto.

Lo cierto es, que si cambias tu forma de pensar, cambias tu enfoque y la percepción que tienes sobre tu vida y tu entorno, tendrás el poder para que ese entorno se transforme y se sincronice con tu nivel energético.  

Deja de perder el tiempo en lamentos, temores, ira, resentimientos, culpa y amargura.  Comienza a enfocarte en toda la abundancia y las cosas buenas que tienes a tu disposición, agradece por ellas, y verás como cambiarás tus emociones y sentirás una felicidad plena, que brota desde lo más profundo de ti y que nada ni nadie podrá arrebatarte.  De esa energía y actitud, surgirá toda la claridad, creatividad y pasión, para ponerte en marcha y lograr todo lo que te propongas.  

No tendrás una segunda oportunidad de vivir la vida que tienes ahora, sácale el máximo provecho, siendo feliz desde este mismo momento.   Te sorprenderás de todo lo que eres capaz de lograr en cuanto cambies tu nivel de conciencia y tus emociones. No te obsesiones de los resultados que quieres obtener. Por el contrario, enamórate y disfruta del proceso. Esto te mantendrá con un nivel de energía tan óptimo, que los resultados vendrán cuando menos te lo esperes y no te sentirás agotado por el esfuerzo.

Si te interesa este tema y aún no has leído mi libro "7 claves para activar el éxito en tu vida y alcanzar tus sueños", te invito a que lo descargues completando el formulario que está al principio o al final de esta página .     



Te deseo una vida llena de éxitos!!!

2 comentarios:

  1. Por qué se promete un ebook gratis si luego no se puede ni acceder???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, creo que no lo he explicado bien. Si dejas tu nombre y dirección en el formulario, es para enviarte el ebook a tu dirección de correo electrónico. Si no lo ves en tu bandeja de entrada, revisa por favor la bandeja de spam o la de "Promociones" por si se ha colado allí el mensaje. Si aún tienes problemas con la descarga del libro, escríbeme un correo electrónico a [email protected]

      Eliminar

Me encantaría conocer tu opinión. Por favor, escribe tu comentario aquí...

El ejemplo como legado para tus hijos

Como padre o madre, normalmente,queremos lo mejor para nuestros hijos. Soñamos con un futuro lleno de éxito y felicidad para ellos. ...